El Salvador extiende estado de emergencia nacional y cuarenta domiciliar obligatoria hasta 16 de mayo por COVID-19

La Asamblea Legislativa de El Salvador, prorrogó por 15 días más el Estado de Emergencia Nacional, Estado de Calamidad Pública y Desastre Natural en todo el territorio de la República, establecido en el Decreto Legislativo No. 593.

Por tanto, ese nuevo período iniciará el 2 de mayo y culminará el 16 del mismo mes, para que la Administración Pública continúe con las actividades de salud, protección, contención y demás medidas que se han estado implementando para hacer frente al combate de la pandemia del virus COVID-19 y restablecer la salud de la población. En consecuencia, continúan las cuarentenas domiciliares y en centros de contención.

El estado de emergencia que tiene su base legal en el Art .24 de La Ley de Protección Civil, Prevención y Mitigación de Desastres, permite agilizar los mecanismos previstos en la Ley de Protección Civil, Prevención y Mitigación de Desastres, la Ley de Adquisiciones y Contrataciones de la Administración Pública, así como demás leyes, convenios o contratos de cooperación o préstamo aplicables, a fin de facilitar el abastecimiento adecuado de todos los insumos que fueren necesarios para hacer frente al COVID-19.

En el referido decreto, se deja establecido que, durante el período de prórroga, el Ejecutivo debe de presentar a esta Asamblea un plan de reactivación gradual de la economía con los protocolos de saneamiento que deberán aplicarse para el reinicio de la actividad económica del país.

La extensión de la declaratoria entre otras cosas, implica:

  • Limitación de circulación en lugares afectados o que se encuentren en riesgo epidémico, suspensión de clases en el territorio nacional,
  • La garantía de centros de cuarentena dignos,
  • La garantía de estabilidad laboral para las personas que están directamente afectadas por las medidas decretadas,
  • El desarrollo de medidas para evitar acaparamiento de productos y alza de sus precios, protección laboral,
  • Facilita la compra directa al proveedor de equipo y la medicina necesaria para atender a los salvadoreños afectados con dicho virus, evitando dilataciones en los procesos.
  • Efectuar los pagos correspondientes de manera anticipada, siempre que se garantice que el suministro será recibido, entre otras acciones.
  • Suspende los plazos en los procedimientos judiciales y administrativos, salvo excepciones.
  • Exención de pagos de derechos arancelarios de la importación del impuesto a la transferencia de bienes muebles y a la prestación de servicios y cualquier otro tipo de gravámenes sobre los bienes que se internen en el territorio de la República como ayuda humanitaria.
Todas las contrataciones en el marco de la ley avalada se harán de acuerdo a los principios de la Ley de Acceso a la Información Pública: transparencia, publicidad, prontitud, sencillez, gratuidad y rendición de cuentas.Esta extensión al Decreto Legislativo No. 593 se suma a la prórroga del Decreto Ejecutivo No 21 en el Ramo de Salud, que ordena la cuarenta domiciliar obligatoria cuya vigencia también finaliza el 16 de mayo del presente año.

Mayor información puede solicitarla al elsalvador@latamlex.com